Oxfam Intermón

now browsing by tag

 
 

20 años después de las movilizaciones del 0,7%, la ayuda al desarrollo se sitúa en niveles de 1989

FOTO-Universidad de Malaga

 Oxfam Intermón propone medidas urgentes para recuperar la Cooperación al Desarrollo, una política pública que a lo largo de estos 20 años ha logrado salvar millones de vidas, asegurar necesidades esenciales y defender los derechos de la población más pobre.
Tras rozar el 0,5% de la RNB en 2009, actualmente representa sólo un 0,17%
Desde hace 20 años, Oxfam Intermon realiza anualmente un análisis de los datos relativos a la Ayuda al Desarrollo española. La organización ha decidido apostar por el mundo digital y, para el 20º aniversario de la publicación ‘La Realidad de la Ayuda’, lanzar la primera plataforma web de transparencia y vigilancia ciudadana sobre cooperación al desarrollo (www.RealidadAyuda.org). Esta web aporta datos que permiten entender la evolución de la cooperación, y también el estado de esta política pública en la actualidad. Además, este portal apuesta por el uso de las TIC y el open data para hacer una vigilancia e incidencia ciudadana más efectiva y colectiva.
Durante el acto de presentación, celebrado en el MediaLab Prado de Madrid, José María Vera, director general de Oxfam Intermón, afirmaba que “hace 20 años hubo manifestaciones y acampadas masivas para reclamar que el 0,7% de la RNB (Renta Nacional Bruta) se destinara a la ayuda al desarrollo. Aquellas movilizaciones consiguieron incrementar los fondos asignados a luchar contra la pobreza y dotar a España de una política de cooperación de la que carecía. Tras 20 años podemos afirmar que los programas de desarrollo financiados con estos recursos públicos han logrado cambiar las vidas de millones de personas y han sido cruciales para contribuir a la lucha global contra la pobreza”.

Sin embargo, la cooperación al desarrollo atraviesa hoy uno de los momentos más bajos de su historia. Tras rozar el 0,5% de la Renta Nacional Bruta (RNB) en 2009, en estos momentos representa solo un 0,17%, el mismo nivel al que estaban en 1989 (cuando España ni si quiera era miembro del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE) y sin un compromiso de alcanzar el 0,7%, ni tampoco de revertir esta tendencia que ha situado a nuestro país a la cola entre los países donantes miembros de la OCDE.

Vera ha añadido también que “en estos 20 años se percibe una mayor horizontalidad donde la contribución debe implicar un valor añadido”.

Mercedes Ruiz-Giménez, presidenta de la Coordinadora de ONGD, explica que “cuando surge la política de cooperación, comenzó la empatia de la población con las politicas publicas”.

En opinión de José Antonio Alonso, catedrático y experto internacional, “uno de los problemas de la cooperación es que hemos sido demasiado endogámicos”.

Según Jaime Atienza, director del departamento de campañas y ciudadanía de Oxfam Intermón, “España ha mantenido a flote su papel internacional jugando un rol activo en los diálogos sobre los Objetivos post-2015 o el futuro de la cooperación, pero su credibilidad se ha desplomado al desatender a millones de personas debido a la falta de compromiso económico en la lucha contra la pobreza. Ser un actor influyente requiere de experiencia, ideas, valor demostrable y recursos, máxime cuando ocuparemos un puesto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”.

España, un país solidario

La eficacia y compromiso de la ayuda al desarrollo de España está fuera de toda duda y ha contribuido a grandes logros. En 1994, tras el genocidio en Ruanda, los españoles contribuyeron a que miles de niños pudiesen dejar atrás el horror de la guerra y asistir a la escuela; en 1998, tras el Huracán Mitch en Centroamérica, la ayuda española permitió reconstruir millones de casas y cientos de escuelas; en 2004 nos volcamos con la ayuda a una Indonesia arrasada por el tsunami; en 2010, ya en plena crisis, nos convertimos en el primer donante europeo para la reconstrucción de Haití tras sufrir un devastador terremoto.

Autor: Alba de Sádaba

Fuente: http://www.corresponsables.com/

En 2016, el 1% más rico de la población podría concentrar más riqueza que el resto del mundo

FOTO-Universidad de Malaga

La desigualdad no da tregua y sigue in crescendo. Para el año que viene el 1% más rico de la población mundial podría acumular tanta riqueza como el resto del planeta, según un informe de Oxfam Intermón.
El 1% más rico de la población española concentra más riqueza que el 70% más pobre

Del 21 al 24 de enero, el Foro Económico Mundial se reúne en Davos, dónde participará Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. Byanyima copresidirá la cita y hará un llamamiento urgente a la acción contra la desigualdad más allá de los discursos.

En el marco de este escenario, Oxfam Intermón presenta su informe Riqueza: tener todo y querer más , un documento que denuncia que para 2016 el 1% más rico de la población podría concentrar más riqueza que el resto de la población mundial, es decir, 70 millones de persona concentrarían la misma riqueza que 7.000 millones.

“En un mundo en el que una de cada nueve personas carece de alimentos suficientes para comer y más de mil millones de personas aún viven con menos de 1,25 dólares al día, la desigualdad ya no es un tema que perjudique sólo a los más pobres, sino que está dañando el crecimiento económico de toda la sociedad”, sostiene la entidad.

En España, la desigualdad también se ha disparado. El 1% más rico de la población española concentra más riquezaque el 70% más pobre, lo que supone que España se convierte en el segundo país más desigual de Europa, por detrás de Letonia. Además, también es el país en el que el sistema fiscal es menos efectivo en la reducción de la desigualdad.

SIETE PUNTOS CONTRA LA DESIGUALDAD

Con este contexto como escenario de fondo, Oxfam Intermón ha comenzado una ronda de contactos con los distintos partidos políticos españoles para que incorporen en sus programas electorales medidas concretas para reducir la desigualdad. Además, a nivel internacional la ONG pide que los gobiernos adopten un plan de siete puntos para luchar contra la desigualdad:

1. “Hacer de la lucha contra la desigualdad un objetivo internacional”

2. “Frenar la evasión y la elusión fiscal por parte de grandes empresas y los más ricos”

3. “Distribuir el esfuerzo fiscal de forma justa y equitativa, trasladando la carga tributaria del trabajo y el consumo al patrimonio y el capital”

4. “Invertir en servicios públicos gratuitos y universales, como la educación o la sanidad”

5. “Fijar un salario mínimo para que todos los trabajadores alcancen un nivel de vida digno”

6. “Lograr la igualdad salarial y promover políticas económicas a favor de las mujeres”

7. “Garantizar sistemas de protección social adecuados para las personas más pobres incluido un sistema de garantía de ingresos mínimos”

Fuente: http://www.corresponsables.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies