Fiscalidad

now browsing by tag

 
 

La Comisión Europea propone una normativa pública sobre transparencia fiscal para las multinacionales

FOTO-Universidad de Malaga

La Comisión abre hoy el camino hacia una mayor transparencia del impuesto de sociedades mediante la introducción de obligaciones de divulgación de información para las empresas más grandes que operan en la UE.

La propuesta de hoy se basa en el trabajo de la Comisión encaminado a combatir la elusión del impuesto de sociedades en Europa, que se estima supone para los países de la UE una pérdida de ingresos comprendida entre 50 000 y 70 000 millones de euros al año. Como complemento de otras propuestas de introducción de un intercambio de información entre autoridades fiscales, impondría a las multinacionales que operan en la UE con ingresos mundiales superiores a 750 millones de euros anuales la obligación de publicar información fundamental sobre el país o países de la UE en el que realizan sus beneficios y el país o países de la UE donde pagan sus impuestos. Las mismas normas se aplicarían a las multinacionales no europeas que operen en Europa. Por otra parte, las empresas deberían publicar una cifra agregada relativa al total de impuestos pagados fuera de la UE.

Esta propuesta constituye una forma simple y proporcionada de aumentar la imposición de las grandes multinacionales sin afectar a su competitividad. Se aplicará a millares de empresas de gran tamaño que operan en la UE, pero no afectará a las pequeñas y medianas.

La propuesta también establece exigencias de transparencia más estrictas para las actividades de las empresas en países que no aplican las normas internacionales de buena gobernanza en el ámbito de la fiscalidad. La Comisión se basará en su estrategia de imposición exterior con el fin de establecer lo antes posible la primera lista común de la UE de esos territorios fiscales.

El vicepresidente Valdis Dombrovskis, responsable del Euro y el Diálogo Social, ha declarado: «La lucha contra la elusión fiscal es una prioridad fundamental de esta Comisión. La estrecha cooperación entre las autoridades fiscales debe venir acompañada de transparencia pública. Vamos a poner a disposición de los ciudadanos información relativa a los impuestos pagados por los grupos multinacionales, sin imponer nuevas cargas a las PYME y respetando debidamente el secreto profesional. Al adoptar esta propuesta, Europa muestra su liderazgo en la lucha contra la elusión fiscal».

El comisario Jonathan Hill ha declarado: «Nuestras economías y sociedades dependen del principio de equidad fiscal, aplicable tanto a las personas físicas como las empresas. Sin embargo, sirviéndose de complejos dispositivos fiscales, actualmente algunas multinacionales pueden llegar a pagar una tercera parte menos de impuestos que las empresas que solo operan en un país. Nuestra propuesta de aumentar la transparencia contribuirá a aumentar la imposición de las empresas, y fomentará una competencia más leal entre las empresas con independencia de su tamaño».

La propuesta de hoy modificará la Directiva sobre contabilidad (Directiva 2013/34/UE) con el fin de garantizar que los grandes grupos publiquen anualmente un informe divulgando los beneficios obtenidos y los impuestos devengados y pagados en cada Estado miembro. Esta información será accesible durante un periodo de cinco años. Determinada información contextual (volumen de negocios, número de trabajadores y naturaleza de las actividades) permitirá un análisis cualificado y deberá divulgarse para cada país de la UE en el que opere la empresa, así como para los territorios fiscales que no disponen de normas fiscales de buena gobernanza (los denominados «paraísos fiscales»). También habrá que proporcionar cifras agregadas relativas a las operaciones en otros territorios fiscales del resto del mundo. La propuesta se ha calibrado detenidamente para garantizar que no se publicará información empresarial confidencial.

Tomando como base y complementando las recientes iniciativas de la Comisión contra la elusión fiscal (IP/16/159), esta obligación de publicación de información por país permitirá a los ciudadanos examinar el comportamiento fiscal de las multinacionales. Esto, a su vez, alentará a las empresas a pagar impuestos en los países en los que obtienen sus beneficios.

Esta divulgación de la información también contribuirá a los esfuerzos encaminados a conocer mejor los sistemas fiscales de los Estados miembros y a detectar las lagunas y desajustes existentes, arrojando de esta forma más luz sobre las causas y consecuencias de la elusión del impuesto de sociedades.

Antecedentes:

En junio de 2015, la Comisión inició una amplia evaluación sobre el impacto de posibles medidas de introducción de la obligación de publicación de información para las multinacionales que operan en la UE[1]. Ello implicó un análisis a fondo de las diferentes opciones estratégicas, así como consultas específicas, con el fin de ponderar objetivos, beneficios, riesgos y salvaguardias en relación con una mayor transparencia del impuesto sobre la renta de sociedades. La propuesta de hoy refleja los resultados de este trabajo.

Esta propuesta está estrechamente relacionada con la revisión de la Directiva sobre cooperación administrativa, que recibió el acuerdo político de los Estados miembros de la UE en marzo de 2016 y exige a ciertas empresas multinacionales presentar información por país a las autoridades fiscales de la UE. Esta revisión aplica el Plan de acción de la OCDE contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios, aprobado por los líderes del G-20 en Antalya en noviembre de 2015.

Próximas etapas:

La presente propuesta de Directiva se presenta ahora al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE, y la Comisión espera su rápida adopción mediante el procedimiento de codecisión. Una vez adoptada, la nueva Directiva deberá incorporarse a la legislación nacional de todos los Estados miembros de la UE en el plazo de un año tras su entrada en vigor.

Fuente: http://europa.eu/

Acuerdo europeo para evitar la elusión fiscal mediante el intercambio de información

FOTO-Universidad de Malaga

La Comisión Europea ha aprobado la decisión de los veintiocho Estados miembros respecto al intercambio automático de información financiera relacionada con los impuestos de las multinacionales con el objetivo de que éstas informen país por país y combatir así la elusión fiscal.
El acuerdo llega poco después de que la Comisión Europea (CE) presentara nuevas medidas contra la elusión fiscal. Así, la normativa aprobada este martes obliga a las multinacionales que operan en diferentes países europeos a presentar información fiscal país por país con el objetivo de dificultar la elusión de impuestos que estas compañías practican aprovechándose de “lagunas judiciales” y la “falta de cooperación” entre los Estados miembros de la Unión Europea.

Las compañías deberán proporcionar anualmente determinada información financiera y fiscal como ingresos, beneficios o pérdidas antes de impuestos. También deberán reportar sobre capital declarado, número de empleados o activos reales de la multinacional. La compañía matriz deberá presentar el informe en el país donde esté ubicada su sede y el resto de filiales deberán solicitársela. Además, los Estados miembros de la Unión Europea podrán compartir la información reportada con los países europeos afectados en los que el grupo tenga presencia.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, señalaba en rueda de prensa en Bruselas: “El acuerdo aprobado hoy es otro paso importante hacia la mejora de la transparencia en materia fiscal. El intercambio automático de información sobre los informes país por país se proporcionará a las autoridades nacionales el conocimiento necesario para combatir las estructuras de planificación fiscal agresiva. Ésta es otra señal importante de que la UE está dispuesta a cumplir con nuestro objetivo común de una imposición justa y eficaz”.

Se espera que la nueva normativa europea entre en vigor la próxima primera. Desde ese momento, los Estados tendrán 12 meses para incluirla en sus leyes nacionales. Por otra parte, la CE trabaja actualmente en un estudio sobre el impacto que tendría la publicación de la información fiscal de las multinacionales para que estuvieran al alcance de los ciudadanos. En función del resultado del estudio, la Comisión Europea presentará una propuesta en abril..

Fuente: http://www.corresponsables.com/

Las empresas innovadoras podrán sumar beneficios fiscales

FOTO-Universidad de Malaga

La apuesta por el desarrollo, medido en inversión en I+D+i, es uno de los principales retos a los que la pequeña y mediana empresa española tiene que hacer frente si quiere continuar siendo competitiva en el mercado europeo y mundial. 

En este sentido, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, afirmaba recientemente que “nadie duda ya de la relación entre la aplicación de las nuevas tecnologías y el aumento de la competitividad”. De este modo, siguiendo la línea que la Unión Europea lleva marcando desde 2008, el Real Decreto 475/2014, de 13 de junio, reguló la definición de pyme innovadora, los criterios para considerar a una pequeña empresa como intensiva en I+D+i y la creación del sello de pyme innovadora y de un registro para estas, gestionado por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco). Pero la importancia de esta nueva distinción no deriva sólo del propio reconocimiento, sino de las ventajas económicas que supone.

Pyme innovadora

Así, por primera vez, la pyme innovadora podrá conjugar dos beneficios: “podrán compatibilizar, en un mismo personal investigador, la bonificación del 40% en las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social de dicho personal, con la deducción fiscal de hasta el 42% de los gastos en I+D+i del Impuesto sobre Sociedades”, explica Gerardo Malvido, gerente de I+D+i de la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).

En este sentido, es importante destacar que el próximo 25 de julio finaliza el plazo para solicitar el informe motivado, vinculante con Hacienda, para la deducción del Impuesto sobre Sociedades. Pero además, para las bonificaciones a la Seguridad Social, es necesario entregar el justificante antes de los seis meses posteriores al fin del ejercicio fiscal de la empresa.

De este modo, el pasado 11 de junio, el Mineco publicaba la Orden Ministerial por la que se regula la obtención del sello y el funcionamiento del registro. Para obtener esta distinción, una compañía debe ser “intensiva en i+D+i”, lo que se demuestra con el cumplimiento de alguno de estos tres supuestos que recoge el Real Decreto 475/2014: haber recibido financiación pública en los últimos tres años, haber demostrado su carácter innovador mediante su propia actividad o con alguna de las certificaciones reconocidas por el Mineco.

Creación de un registro

En cuanto al registro, aquellas que cumplían con alguno de estos tres requisitos en el momento de aplicación de la Orden Ministerial, pasan a formar parte automáticamente de él, lo que conlleva la obtención inherente del sello.

“Estamos desarrollando un proyecto piloto para conceder las primeras certificaciones. Según nuestras estimaciones, unas 4.500 pymes estarían en condiciones de lograrlo y muy cerca de obtenerlo habría otras 4.500 pymes, para lo cual tendrían que realizar algunas mejoras. Una cifra que representa cerca de la mitad de las casi 18.000 pymes que, según el INE, realizan actividades innovadoras”, concluye Malvido..

Fuente:http://www.eleconomista.es/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies