2016

now browsing by tag

 
 

Entregado el PREMIO a la Mejor Tesis Doctoral sobre RSC/Sostenibilidad (conv. 2016)

FOTO-Universidad de Malaga

El Rectorado de la Universidad de Málaga acogió el pasado 13 de diciembre el acto de entrega del Premio a la Mejor Tesis Doctoral sobre Responsabilidad Social Corporativa y Sostenibilidad, convocado, en su cuarta edición, por la Cátedra Santander de Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Málaga, patrocinada por el Banco Santander. El acto contó con la presencia del rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez Bueno; al que acompañaron Aurora María Martínez Fernández, responsable de Instituciones de Almería, Málaga y Melilla del Banco Santander; Cristina Quintana García, directora de la Cátedra; Carlos Benavides, profesor de la UMA, así como miembros del jurado de este premio.

Este premio, en el que colabora también la Fundación General de la Universidad de Málaga, constituye una iniciativa original, sin precedente en el ámbito nacional, que pretende incentivar e impulsar el desarrollo de investigaciones de calidad relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa.

A este certamen han podido concurrir tesis doctorales defendidas durante el año 2015 en cualquier universidad española, ya sea pública o privada, y que se hayan abordado desde cualquier disciplina relacionada con la Administración de Empresas, el Derecho, la Ingeniería, la Sociología, etc. En la presente edición se han presentado 35 tesis doctorales de gran calidad científica elaboradas de muy diversas áreas de conocimiento y defendidas en diferentes universidades españolas.

El premio, que cuenta con una dotación de 2.500 euros, se le ha concedido a María Dolores Odriozola Zamanillo, por su tesis doctoral titulada “La relación entre las prácticas de responsabilidad social laboral y la reputación” defendida en la Universidad de Cantabria.

Por otro lado, se ha otorgado un Accésit, con una dotación de 1.000 euros, a Dante Ignacio Leyva de la Hiz, por la tesis defendida en la Universidad de Granada titulada “Innovaciones medioambientales: estrategias corporativas e influencias institucionales”.

Además, el jurado ha decidido conceder una mención especial a las tesis que ha quedado en tercer lugar en las valoraciones, dada su gran calidad científica. Dicha mención se ha concedido a Juan Ángel Poyatos León, por su tesis doctoral “Análisis de la relación causal de la responsabilidad social corporativa y la performance financiera de las empresas” defendida en la Universidad Politécnica de Valencia.

Para la evaluación de las tesis, se ha constituido un jurado compuesto por miembros representantes del mundo académico y empresarial, con el objetivo de valorar no sólo el rigor científico y metodológico de los trabajos sino también en qué medida efectúan una contribución de utilidad para las empresas, organizaciones y para la sociedad.

Delegación ecuatoriana participó en el IV Posgrado Iberoamericano de Responsabilidad Social Empresarial con el apoyo de CERES

FOTO-Universidad de Castilla la Mancha

En este contexto, un grupo de cinco profesionales ecuatorianos inició el pasado 1 de febrero sus estudios de especialidad. El curso incluyó un programa teórico en el que se profundiza en los conceptos de la RSE en sus diferentes dimensiones, incorporando contenidos relativos a la responsabilidad social universitaria y la reputación corporativa; y una parte práctica donde se realizan análisis comparativos sobre la actualidad de la RSE en los diferentes países de Iberoamérica.

Los participantes ecuatorianos presentaron en este encuentro casos de sus empresas y del país para combinar su formación académica con el intercambio de experiencias con sus pares de otros países.

Este año, acudieron desde Ecuador: Paulina Donoso – CERES, Pamela Acosta – Cooprogreso, Sergio Barreno – Pronaca, María Augusta Iturralde- Komité y Paola Arévalo – ARCA.

Por Maria Augusta Iturralde

Fuente:http://www.redceres.com/

Tendencias en RSC en 2016

FOTO-Universidad de Malaga

En 2016, tras escándalos corporativos de gran impacto como el de Volkswagen, la opinión pública se movilizará por más responsabilidad social corporativa. Así, los consumidores éticos seguirán en alza. Estos alcanzan actualmente el mayor porcentaje del siglo XXI. Los jóvenes milenaristas inciden fuertemente en esa tendencia.

Los ciudadanos son especialmente sensibles, según encuestas recientes, a temas como la desigualdad en los ingresos y los salarios. Tudor Jones (The Economist, noviembre 2015) señala que en Estados Unidos las ganancias de las corporaciones fueron las más altas desde 1929, en cambio los ingresos de los asalariados están bajando. En 1980, el CEO promedio ganaba 42 veces lo que el empleado promedio. Ahora son 373 veces. Plantea que “amplias mayorías de no inversores e inversores encuestados creen que las empresas tienen que hacer un mejor trabajo para equilibrar los intereses de los múltiples involucrados… como los trabajadores, clientes, las comunidades y el medioambiente”.

En el Barómetro de confianza Edelman 2015, que entrevistó a 27.000 personas de 27 países, se encontró una merma sustancial en la confianza en los CEO, que se redujo a un 31%. En otro estudio en 12 países, el 88% estimaba que los Gobiernos debían trabajar para reducir la brecha entre ricos y pobres, y el 74%, que las personas muy ricas tenían demasiada influencia política. Y más del 50% quería más regulaciones gubernamentales, especialmente en servicios financieros, energía y alimentos.

Al mismo tiempo que se acentuará la presión por “más juego justo” y que las regulaciones seguirán aumentando un 81%, el Barómetro Edelman 2015 considera que “las empresas pueden perseguir sus intereses al mismo tiempo que hacen un buen trabajo para la sociedad”.

También se fortalecerá la demanda por prácticas ejemplares y alianzas público-privadas, vías muy prometedoras. Unilever informa de que la venta de productos sostenibles que está privilegiando creció el doble que los otros. En Puerto Rico, una economía con agudos problemas, empresarios punteros gestaron la exitosa y reconocida alianza Juntos por Puerto Rico, que reúne a los sectores público y privado y a los principales actores sociales para consensuar un plan de desarrollo integral conjunto.

En 2016, las empresas con visión deberían estar muy atentas a lo que la gente está pidiendo, “empresas más justas”.

Por Bernardo Kliksberg
Fuente: http://cincodias.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies