Los consejeros de las cotizadas acortan su mandato

FOTO-Universidad de Malaga

La presencia de los vocales en los órganos de administración apenas supera los siete años, aunque varía según la categoría de consejeros.

La Ley de Sociedades de Capital dice que la duración del mandato de los miembros del consejo de administración debe estar determinada por los estatutos sociales de la empresa, sin que en ningún caso supere los cuatro años. Los consejeros podrán ser reelegidos para el cargo, una o varias veces, por periodos de igual duración. Para cumplir esta disposición, las compañías cotizadas han hecho cambios en sus reglamentos y normativas internas, rebajando el periodo de mandato que, en algunos casos, llegaba a los seis años. La antigüedad de los consejeros disminuyó, en promedio en 2015, situándose en 7,3 años, frente a los 8 años de 2014, según los datos recopilados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a través de los informes de gobierno corporativo que presentan las sociedades de la Bolsa.

La antigüedad varía en función de la capitalización y de la categoría de consejeros. Así, en las empresas con menos de 500 millones de euros de capitalización, la antigüedad fue de 7,5 años en 2015 (8,1 en 2014), mientras que en el Ibex fue de 7 años (7,8 en 2014). Por categorías, los vocales ejecutivos acumulan mayor antigüedad, con 10,1 años, mientras que en los dominicales es de 7,9 años y en los independientes es de 5 años (6,1 en 2014).

Según los datos de la CNMV, el 50,3% de los consejeros estuvieron en su puesto menos de 5 años (más de cinco puntos porcentuales más); el 13,8% entre 5 y 8 años; y el 35,9% superaba los 8 años.

Nuevos consejeros

En 2015 se nombraron 225 nuevos consejeros (207 en 2014) en 86 empresas, que representan el 17% del total de vocales de la Bolsa (15,4% en 2014). El porcentaje más alto de nombramientos se produjo en el caso de los independientes (52,9%), seguido de los dominicales (35,1%). Al mismo tiempo, se registraron 205 bajas (229 en 2014) en 83 sociedades. Otros 232 fueron reelegidos en 68 compañías.

El Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas recomienda que cuando, ya sea por dimisión o por otro motivo, un consejero cese en su cargo, antes de terminar su mandato explique las razones de su marcha en una carta al resto de miembros del consejo. La mayoría de los estatutos o reglamentos de los consejos de administración recogen las causas de separación y dimisión de los consejeros, entre las que destacan, entre otros, supuestos de incompatibilidad; desaparición de las razones que justificaron su nombramiento; riesgo para los intereses de la entidad; o incumplimiento de las obligaciones inherentes al cargo.

Explicaciones

Las explicaciones más frecuentes de los ceses recogidas en el informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores son los motivos de índole personal y profesional (45,9%). En segundo lugar se encuentran los relacionados con la venta de la participación en la sociedad (15,9%) y la reestructuración del consejo (12,7%), seguidos a más distancia por razones de incompatibilidad (8,9%), operaciones corporativas y fallecimiento o jubilación, con un 4,5% cada una.

En relación con los ceses antes del término de mandato, al igual que en el ejercicio anterior, el porcentaje más alto se produjo en los consejeros dominicales (50,3%), seguido por los independientes (26,1%). En ambos casos, la principal causa para dejar el consejo fueron los motivos personales o profesionales.

Cambios en las categorías de consejeros

La categoría de consejeros que mayor variación experimentó el año pasado fue la de los independientes, a los que la Ley de Sociedades de Capital limita su mandato a doce años. En 2015, 42 compañías modificaron la calificación de 46 consejeros (fueron 43 en 2014). De estas modificaciones, once se realizaron en diez compañías del Ibex. La modificación cuantitativamente más significativa afectó a 17 consejeros independientes: catorce de ellos se recalificaron como otros externos, uno como ejecutivo y dos como dominicales. Seis sociedades (4,4% del total) limitaban el mandato de los independientes a un número de años menor que el establecido legalmente (oscilando entre tres y ocho años). Además, algunas compañías cotizadas también han establecido una edad mínima para que los consejeros ejerzan su mandato como tales. Así, once sociedades (el 8 % de la Bolsa) fijan los 65 años como la edad para la jubilación de sus vocales.

Fuente: http://www.expansion.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies