Las novedades 
del GRI G4 hacia la sostenibilidad

FOTO-Universidad de Malaga

 

La recomendación para las empresas es que, a partir del 31 de diciembre del 2017, todos los reportes se emitan con los nuevos SRS GRI.

Pablo del Arco Fernández, consultor senior de Sustentabilidad y Cambio Climático de EY México, nos explica los cambios que Global Reporting Initiative (GRI) anunció en su Guía para la Elaboración de Memorias de Sostenibilidad (G4), en la V Conferencia Global del GRI 2016, celebrada en Amsterdam.

El especialista destacó que hay tres temas importantes a destacar con las novedades de la versión G4; el análisis y optimización de información generada ante el desarrollo tecnológico; la contribución de las empresas ante los desafíos globales de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el diseño de los Sustainability Reporting Standards (SRS). Actualmente hay un cambio en la comunicación y uso de la información, debido al desarrollo de la tecnología. Ello permite disponer de gran cantidad de datos, que es necesario estructurar para optimizar su análisis y facilitar la entrega de información en continuo, a través de diferentes soportes digitales.

La tecnología juega un papel clave al permitir el acceso continuo a información de calidad, para que los grupos de interés puedan estar al tanto del desempeño y tomar decisiones con mayor información en sus manos.

“El desafío es avanzar en esas dos líneas y saber para qué quieren los grupos de interés los datos, para ir entregando información personalizada”, puntualizó Pablo del Arco.

Por otro lado, las empresas deben de ir más allá de la filantropía, al avanzar en la contribución a través de la RSE, en relación con los impactos que generan sus actividades y, sobre todo, el siguiente nivel: la innovación para contribuir a abordar esos desafíos ambientales y sociales de forma sustentable económicamente para las empresas.

“Los países tienen que hacer una agenda de trabajo respecto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y priorizar los que se acerquen a sus necesidades. Lo ideal es que las empresas vayan trabajando en línea, para cumplir las metas globales”, enfatizó.

Evolución de estándares GRI

En cuanto a los SRS, se trata de un esquema modular de seis estándares, interrelacionados, que permitirá la actualización más recurrente de los mismos sin la necesidad de modificar el conjunto, lo que facilita que continúen siendo consistentes con iniciativas intergubernamentales y otras multistakeholder; así como con el desarrollo de contenidos en diferentes áreas de desempeño.

Previo a la conferencia, se dieron a conocer los borradores de tres estándares a cuenta pública.

Si el calendario se desarrolla conforme a lo previsto, la versión final de los estándares verá la luz a finales de este año, con lo que comienza un periodo de transición en que convivirán con la versión G4 hasta diciembre del 2017, para quedar como opción única a partir del 2018.

“Estos estándares permitirán actualizarse individualmente sin tener que hacer cambios en los demás”, precisó.

Los primeros tres estándares: SRS 101 (Foundation), SRS 201 (General Disclosures) y SRS301 (Management Approach) corresponden respectivamente a la actualización de los presentes principios y criterios para la conformidad con GRI, contenidos básicos generales y DMA (enfoques de gestión). Los tres estándares restantes incluyen la revisión de los contenidos básicos específicos, separados en económicos, ambientales y sociales.

Pablo del Arco destacó que respecto de GRI G4, se mantiene el énfasis en la materialidad, si bien se detallará en mayor medida cómo informar sobre su aplicación.

Respecto de los DMA (enfoques de gestión), se mantiene la estructura de por qué es material el tema; cómo se gestiona y cómo se evalúa (tres apartados), pero se agrega un apartado de requerimientos en caso de no existir todavía enfoque de gestión en la organización respecto del tema material: razones por las que se carece del mismo y planes existentes para comenzar con el tema.

Otros cambios

Para simplificar el lenguaje se sustituirá el término aspecto por tema (topic), de manera que se homogeneiza la referencia a aquellos planteados por GRI y los que surjan de otras fuentes consultadas durante el proceso de definición de la materialidad.

Traslado de los temas “lucha contra la corrupción” y “prácticas de competencia desleal”, de la categoría social a la económica.

Redefinición del listado de temas, que pasa de 46 a 35, destacando la eliminación de aquellos que hacen referencia a los mecanismos de reclamación (ambiental, de prácticas laborales, en materia de derechos humanos y por impacto social) y que pasan a ser parte de los DMA.

Fuente: http://eleconomista.com.mx/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies