Tendencias en RSC en 2016

FOTO-Universidad de Malaga

En 2016, tras escándalos corporativos de gran impacto como el de Volkswagen, la opinión pública se movilizará por más responsabilidad social corporativa. Así, los consumidores éticos seguirán en alza. Estos alcanzan actualmente el mayor porcentaje del siglo XXI. Los jóvenes milenaristas inciden fuertemente en esa tendencia.

Los ciudadanos son especialmente sensibles, según encuestas recientes, a temas como la desigualdad en los ingresos y los salarios. Tudor Jones (The Economist, noviembre 2015) señala que en Estados Unidos las ganancias de las corporaciones fueron las más altas desde 1929, en cambio los ingresos de los asalariados están bajando. En 1980, el CEO promedio ganaba 42 veces lo que el empleado promedio. Ahora son 373 veces. Plantea que “amplias mayorías de no inversores e inversores encuestados creen que las empresas tienen que hacer un mejor trabajo para equilibrar los intereses de los múltiples involucrados… como los trabajadores, clientes, las comunidades y el medioambiente”.

En el Barómetro de confianza Edelman 2015, que entrevistó a 27.000 personas de 27 países, se encontró una merma sustancial en la confianza en los CEO, que se redujo a un 31%. En otro estudio en 12 países, el 88% estimaba que los Gobiernos debían trabajar para reducir la brecha entre ricos y pobres, y el 74%, que las personas muy ricas tenían demasiada influencia política. Y más del 50% quería más regulaciones gubernamentales, especialmente en servicios financieros, energía y alimentos.

Al mismo tiempo que se acentuará la presión por “más juego justo” y que las regulaciones seguirán aumentando un 81%, el Barómetro Edelman 2015 considera que “las empresas pueden perseguir sus intereses al mismo tiempo que hacen un buen trabajo para la sociedad”.

También se fortalecerá la demanda por prácticas ejemplares y alianzas público-privadas, vías muy prometedoras. Unilever informa de que la venta de productos sostenibles que está privilegiando creció el doble que los otros. En Puerto Rico, una economía con agudos problemas, empresarios punteros gestaron la exitosa y reconocida alianza Juntos por Puerto Rico, que reúne a los sectores público y privado y a los principales actores sociales para consensuar un plan de desarrollo integral conjunto.

En 2016, las empresas con visión deberían estar muy atentas a lo que la gente está pidiendo, “empresas más justas”.

Por Bernardo Kliksberg
Fuente: http://cincodias.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies