Dando pedales hacia la igualdad de género

FOTO-Universidad de Malaga

Desde 2008, el 48% de las empresas españolas que comenzaron su actividad fueron creadas por mujeres, según se desprende del informe Mujer y Planificación Financiera elaborado por Optima, empresa de planificación fiscal y patrimonial. Sin embargo, según el estudio internacional Women in Business 2014 de Grant Thornton, casi un tercio (el 31%) de las empresas españolas no cuenta con ninguna mujer en su dirección.

La propia Organización Internacional de Trabajadores (OIT) asegura que todavía son frecuentes las empresas cuya junta directiva está compuesta únicamente por hombres, y en algunos países esta realidad afecta al 20% del total de compañías. Los datos alertan no sólo de la brecha entre hombres y mujeres en la ocupación de puestos de responsabilidad, sino de la falta de sensibilidad hacia este problema: el 44% de los líderes empresariales masculinos considera que no existen obstáculospara que las mujeres asciendan a cargos directivos, según el estudio de Thornton.

El primer paso es asumir la desigualdad existente. El proyecto Add Talentia, que ha reunido estos datos en su informe Presente y futuro de las mujeres en los consejos de administración, aboga por las leyes de cuotas, que no sólo están sirviendo para romper el desequilibrio histórico de género, sino para promover la renovación de los consejos y la incorporación de perfiles más jóvenes, mejor preparados y con mayor nivel de estudios que sus antecesores. “En la Unión Europea, lo más destacable de 2014 es constatar que el debate sigue sobre la mesa y las recomendaciones van dando paso a la regulación normativa, y eso, mal que les pese a algunos, genera resultados”, señalan desde Add Talentia. No obstante, la Comisión Europea califica de particularmente decepcionante el avance de la paridad en el liderazgo empresarial europeo: en octubre de 2014, las mujeres representaban sólo el 20,2% de los consejos de las principales empresas que cotizan en bolsa en la UE.

El mapa de la desigualdad

Los países escandinavos son, por regla general, los que presentan mayor paridad de género de manera global. La OIT destaca Noruega como el país con mayor porcentaje de firmas presididas por mujeres (13,3%), seguido por Turquía, con un 11,1%. Noruega sigue siendo el único país europeo en el que la presencia de mujeres en los puestos de dirección de las empresas alcanza el 38%. Por detrás, ya en la UE, se sitúan Francia, Letonia, Suecia, Finlandia y Holanda, países en los que una media de entre el 25% y el 30% de los puestos en los consejos de administración están ocupados por mujeres. Sin embargo, persisten casos como Grecia, Portugal, Malta o la República Checa, que no llegan ni al 10% en equidad en los consejos, mientras España se sitúa por debajo de la media europea con un 17%.

Es cierto que se han dado algunos pasos en la buena dirección y tanto en Europa como en Latinoamérica siguen surgiendo iniciativas a favor del equilibrio de género en la empresa. No obstante, el ritmo continúa siendo menos ágil de lo deseable. Lo ha advertido la OIT: si la situación actual no cambia costará entre 100 y 200 años lograr la paridad en los puestos ejecutivos de las grandes empresas.

Por su parte, en Estados Unidos tampoco hay cambios destacables. Según el El Foro Económico Mundial, EEUU ocupa el puesto número 22 en paridad de género, entre Canadá y Mozambique, y el 10% de las grandes sociedades estadounidenses no cuenta con ninguna consejera.

El sector privado sigue siendo tozudo. Aunque cada vez son más las empresas que ven que apostar por la diversidad se traduce en aprovechar el valor añadido de los equipos mixtos, ofrecer una visión más amplia, desarrollar nuevas habilidades, incrementar la productividad, mejorar los resultados, y, por qué no, rejuvenecer los consejos y avanzar en la igualdad de oportunidades y en una presencia más equitativa de toda la población en las cúpulas de las empresas.

“Sin echar las campanas al vuelo, podemos presumir de que por fin una empresa en España, Red Eléctrica, ha alcanzado la paridad plena: el 50% de los diez miembros de su consejo de administración son mujeres”, informan desde Add Talentia. Otras tres empresas: Jazztel, Iberdrola y FCC, superaban el pasado diciembre el 30% de diversidad de género que fijaba la Ley de Igualdad para este año. “Por detrás, pero subiendo”, está el grupo Santander (28,50%), y a cierta distancia, pero también mejorando, aparecen Abertis (23,50%), Acciona, Grifols e IAG, con un 23% respectivamente. Con una representación de mujeres superior al 20%, figuran Inditex, Caixabank y BBVA. Y con un 20% están Indra, Dia, Enagás, Banco Popular y Bankinter. Visto por sectores, puede decirse quebancos, eléctricas, constructoras y telecos son los más cumplidores en cuanto a diversidad.

Por Martha H. Vázquez

Fuente: http://ethic.es/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies