La CNMV quiere que las cotizadas tengan un 30% de consejeras en 2020

FOTO-Universidad de Malaga

La revisión del Código de Buen Gobierno que presentará la Comisión Nacional del Mercado de Valores introduce novedades en cuanto a la diversidad de género en los consejos. Mientras en el código actual el supervisor bursátil se limita a pedira las cotizadas que los procesos de selección no sean discriminatorios y que en aquellos casos donde haya pocas consejeras se expliquen los motivos, la reformulación del texto de la CNMV dice que la política de selección de administradores tiene que promover “el objetivo de que en 2020 el número de consejeras represente, al menos, el 30% del total de miembros del consejo de administración”.

Esta cuota nueva que se fijará como objetivo está lejos de las cifras actuales. En 2013, las mujeres solo representaban el 15,6% de los consejeros del Ibex y el 12% si se amplía la lupa al conjunto de grupos cotizados.

En 2013 las mujeres solo representaban el 15,6% de los consejeros del Ibex

Otros de los aspectos donde el código se vuelve más exigente es la presencia de consejeros independientes. El código vigente desde 2006 se limita a recomendar que esta tipología represente “al menos un tercio” del total del total de miembros del órgano de dirección. El nuevo texto pide que ese peso suba hasta que los independientes representen “la mitad del total de consejeros”. Eso sí, el supervisor matiza la recomendación en función del tamaño. Cuando la sociedad no sea de elevada capitalización o cuando, aun siéndolo, cuente con un accionista, o varios actuando concertadamente, que controlen más del 30% del capital, el número de independientes podrá ser de un tercio del total.

Criterios de responsabilidad

El Código Conthe, aprobado en 2006, excluyó la responsabilidad social corporativa (RSC) de su ámbito. Sin embargo, la reforma del texto encomendada a un comité de expertos liderado por la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha decidido incorporar recomendaciones específicas en este ámbito ya que la RSC de las empresas “es una realidad cada vez más asentada”.

El nuevo código recomienda que la política de RSC incluya los principios o compromisos que la empresa asuma voluntariamente en su relación con los distintos grupos de interés. En este sentido, el supervisor pide a las cotizadas que identifiquen los objetivos de la política de RSC y el desarrollo de instrumentos de apoyo. También les invita a explicar la estrategia corporativa “relacionada con la sostenibilidad, el medio ambiente y las cuestiones sociales” y a identificar los mecanismos de “supervisión del riesgo no financiero, la ética y la conducta empresarial”. El código también recomienda a las compañías transparencia en cuanto a los métodos o sistemas de seguimiento de los resultados de estas políticas.

Por último, el supervisor establece que las sociedades cotizadas deben informar, “en un documento separado o en el informe de gestión”, sobre los asuntos relacionados con la RSC, “utilizando para ello alguna de las metodologías aceptadas internacionalmente”.

Fuente: http://elpais.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies